La contaminación mata más que el sida, la violencia o la guerra en todo el mundo

La contaminación es la principal causa medioambiental de enfermedades y muertes prematuras en todo el mundo. Las patologías derivadas de la contaminación ambiental fueron responsables de unos 9 millones de muertes en el año 2015 en todo el planeta, un 16% del total.

Eso es tres veces más que el número de víctimas del sida, la tuberculosis y la malaria juntas, y 15 veces más que todas las guerras y otras formas de violencia. En los países más vulnerables, las enfermedades relacionadas con la contaminación causan más de una de cada cuatro muertes.

Afecta más a los pobres y a los niños

Porque la contaminación mata, de forma desproporcionada, mucho más a los pobres y a los más vulnerables. Casi el 92% de las muertes por enfermedades relacionadas con la contaminación ocurren en países con rentas bajas o medias, y en todos los países, esas muertes se producen más entre las minorías y las comunidades marginadas.

Estas son algunas de las durísimas conclusiones que se extraen el informe publicado por la Comisión sobre Contaminación y Salud de la revista The Lancet.

Añaden que son los niños los que están más expuestos a sufrir enfermedades relacionadas con la contaminación, y que incluso exposiciones a dosis muy bajas durante estrechas ventanas de vulnerabilidad durante el embarazo y la primera infancia pueden terminar causando patologías, discapacidad y muerte durante la infancia y durante toda su vida.

No solo es peligrosa, también es cara

“A pesar de sus importantes efectos sobre la salud humano, la economía y el medio ambiente, la contaminación ha sido desatendida, especialmente en países de renta baja y media. Esos efectos han sido subestimados en los cálculos sobre la carga mundial de enfermedades”, aseguran los autores del informe.

Y eso que la contaminación no solo es peligrosa. También es cara. Las enfermedades relacionadas con la contaminación producen una bajada en la productividad que reduce la riqueza de los países de renta baja y media hasta un 2% al año. Además, producen unos costes de salud pública que pueden suponer el 1,7% de la inversión en sanidad.

Se calcula que la pérdida de bienestar relacionada con la contaminación cuesta 4,6 billones de dólares al año. Todas estas cifras probablemente irán en aumento a medida que se descubran nuevas relaciones entre contaminación y enfermedades.

¿Qué efecto tiene sobre nuestra salud?

La contaminación es una causa importante de enfermedades respiratorias, ya que normalmente es en el aire donde se encuentra y es al respirar cuando la introducimos dentro de nuestro cuerpo. Asma e insuficiencia respiratoria son dos de los efectos más comunes, aunque si la cosa se mantiene puede terminar causando bronquitis, edema pulmonar e incluso cáncer de pulmón.

La cantidad de oxígeno en la sangre se reduce y esta se va volviendo más espesa poco a poco (en casos de exposición prolongada), por lo que también podemos sufrir problemas circulatorios y cardiovasculares, como un infarto.

La gravedad puede aumentar si hacemos deporte en zonas especialmente contaminadas.

 

Comparte esto:

Publicado en contaminacion y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *